PUMA LAB: LA INAUGURACION

  El  Jueves 15 de Diciembre a las 20:30 hrs me invitaron a la inauguración de Puma Lab en el GAM. Camisa blanca, jeans y zapatillas partieron conmigo a ver que era esto de lo que tanto hablaban, un laboratorio de artes es una cosa que suena extraño, sobre todo cuando es una marca la que lo auspicia. Arte, moda y marcas, como vimos en el post anterior, tienen una relación antigua que muchas veces se confunde, principalmente porque muchas veces vuelca al arte a un sentido comercial y utilitario que muchos llaman artesanía.

La verdad es que no sabía que esperar del laboratorio de Puma, pero siempre fui con esa idea en la cabeza: ¿Será arte aquello que auspicia una marca? Porque claro, todos podemos decir que si por diversas razones, pero ¿Qué arte auspicia y expone? ¿No es acaso un arte que está de moda? ¿Qué pasará mañana si una obra en este lugar cuestiona por ejemplo el modelo de mercado en las que estas mismas marcas se benefician? ¿o cuestiona la veracidad de un discurso de gobierno, no sería la marca la también lo haga? Si usted cree que mis palabras son exageradas, preguntele a calle 13 entonces porque su público lo cuestiona por usar marcas como Adidas, por ejemplo, o en un ejemplo más cercano, el fondart en el 94 apoyó una obra de Simón Bolivar travestido que ofendió a varios países y que Chile tuvo incluso que dar explicaciones, porque quien auspicia y financia una obra de arte, cree en el proyecto ¿Qué pasaría si mañana Puma Auspicia una obra de ese nivel? o ¿no lo haría?. Fue con estas dudas que llegué al Puma Lab.

Harta gente, harta comida, harto rostro, embajadores de la marca… uff. Yo te debo decir que me mareo con tanta gente, me sale todo lo autista y lo único que quiero es que termine todo esto luego y volver al refugio de mi hogarsh. Pero esta vez estaba tan enfocado en saber que era Puma Lab que me dio lo mismo la gente a mi alrededor. Lo primero que vi ante mis ojos fue el diseño de zapatillas que presentó chalayan para Puma. Ahí, como para la semana santa, en esa primera estación vino también la primera pregunta ¿Es el diseño un arte? cualquier tipo, el diseño gráfico, el industrial, el de interiores… ¿Es un arte?  ¿es acaso la funcionalidad lo que determina el arte? ¿una zapatilla puede ser arte? ¿la fotografía de moda es arte? ¿Es el café concert de la Paty maldonado un arte? ¿es la foto de la tanza photoshop? Ufff mi cabeza parecía explotar cuando en medio de un proceso anarquista mi “amigo es-pe-cia-a-al”  me dice: “Mira, tu postura, es como la de Jorge Gonzalez, el de los prisioneros, todo es cuestionable, todo es una pregunta constante, nada tiene sentido en la vida, estas igual qué él, que las marcas, que el comercio, que el arte, Jorge Gonzalez es así, te apuesto que si lo invitaran no viene de puro cuático que es” Y TATE… 5 minutos después Jorge Gonzalez sale al escenario cantando con 31 minutos, mis idolos infanto-juvenil de viejo treinteañero. 31 minutos, los mismos títeres para niños que presentaban a un conejo rojo adicto a las apuestas y bueno pal copete. Los mismos que hablaron de como se hace el agua potable y que presentaron en forma de muñecos una machi que se veía afectada por una represa, cantando con Jorge Gonzalez, el mismo que usó las pantallas de la Teletón para decir que era en realidad una lucha de egos en pro de una buena causa… ahora estaban ahí, frente a mí, cantando.

Fue entonces cuando me dije a mi mismo, mismo, creo que con los años te estás poniendo grave, casi drama queen porque en el fondo esto es sólo uno más de los espacios, de hecho, es un espacio de lo pocos que existen. Y sí, tal vez no sea el arte subersivo y político el que se potencie, si es que existe un arte así, pero al menos es un espacio. Mi madre, a quien llamé después del evento, me dijo una cosa tan sabia: ” Mira hueón, los artistas igual comen y si no venden, no comen y si tú no encuentras luego trabajo tampoco vas a comer, imaginate si más encima fueras artista, tarias todo cagao de hambre”  y así con sus dulces palabras, comencé a ver esto de manera distinta. Y ya con la mente más clara decidí ir a Puma Lab en la tarde del día siguiente, pero esta vez sin el prejuicio de que la marca podía afectar el tipo y la calidad del arte. En cuanto a tienda, puma se la jugó y trajo varias colecciones reconocidas que no estaban disponibles, como la misma de chalayan o la de Mcqueen entre otras, aunque no son las colecciones completas. Tal vez esa noche no se mostró en su esplendor la capacidad de transformación que esta tienda tiene, pues todo se puede acomodar para pasar de ser una tienda a una sala de concierto, a una sala de cine, a un taller de exposiciones o a lo que se quiera…. De hecho el desfile de viste la calle se hará ahí mañana, con diseñadores independientes, habrá talleres de cine con Matias Bize, uno que otro concierto …  Incluso la vitrina, se convierte en un espacio de exposición e intervención urbana, que mezcla la idea de conjugar el arte y la marca en un sólo espacio. Esta vez presenta un dragón del año nuevo chino, pero no hubo caso, ni con la mente más abierta pude apreciar el valor estético-artístico del montaje, directamente no me gustó, me pareció que mucha la confección estaba bastante débil y que si la idea es publicitar la marca dentro de una obra artística, aquí no se cumplió pues apenas se nota con el reflejo de los vidrios de lo que se trata, la artesanía del montaje parece a ratos improvisada y aunque la idea me encantó, creo que la forma de llevarlo a cabo no fue la mejor. Sin embargo, tengo la esperanza puesta en el próximo montaje, que por casualidades de la vida escuché a 2 personas hablando de cual será y me gustó harto más la idea… Porque si a final de cuentas la vitrina lo quieren proponer como un espacio de interacción social y arte,  entonces ésta debiese ser más lúdica y dinámica, son 3 a 10 segundos que la persona le dedicará a ver lo que ahí está, por lo que sólo el shock o la espectacularidad lograrán atraer la atención y eso esta vez faltó.

Si ustedes me preguntan QUE TE PARECIO PUMA LAB les digo que como tienda es recomendable a cagar, nueva, distinta con productos fuera del mercado tradicional, precios razonables para el tipo de producto que muestran. Pero si me preguntan como espacio de interacción artística, creo que diré que eso sólo se podrá evaluar a medida que transcurra el tiempo, porque no se puede medir un espacio por como se ve, si no por todo aquello que presenta, por sus productos artísticos y al menos, en la idea, a mí me convence y me atrae, pero quiero ver la práctica y para eso le daremos al menos 2 meses de expresión, por lo que en febrero volveré a escribir de PUMA LAB a ver que tal es este nuevo espacio que PUMA propone hoy, cuando muestre todos sus trucos y talentosy se desenvuelva mejor en la escena artística, pues esa noche, pero sobre todo al otro día en la tarde cuando ya no había un evento, sólo parecía una tienda con una vitrina más grande en medio de un centro cultural.

Les dejo fotos del evento y también como fui vestido esa noche. El mono feo que ustedes verán, soy yo, el hombre que escribe para ustedes, ULISES. Esa noche traté de ir simple, nada espectacular, la idea es vestir bien, no que todo el mundo te mire ni salir en las paginas sociales. Se aceptan todas las críticas, de eso se trata… bye

se me olvido decir que los pitillos son AMERICANINO… ahora si, bye 😉

Anuncios

A ver... y usted que opina??? Comente pues !!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s