CONVERSANDO DE MODA y ESTILO CON: RAFAEL ARANEDA y su look del festival de viña

En este tiempo he aprendido que es mejor esperar y decir las cosas con todos los fundamentos del mundo, que luchar por tener la exclusiva y la primera opinión. Así  analizaremos hoy, a casi 1 mes del festival de Viña, el look del Rafa Araneda, con la calma que sólo el tiempo puede dar. Pero no sólo hablaré yo, de hecho el primero en hablar en este CONVERSANDO DE MODA Y ESTILO será justamente, El Rafa.

CONVERSANDO DE MODA Y ESTILO CON: El Rafa Araneda.

1.Rafa Si comparamos las imágenes del look que tenías en Rojo Fama contra Fama y la de hoy en el festival hay un cambio notable ¿Qué sucedió entre medio?

El trabajo de Sergio Arias es un punto que no puedo dejar de mencionar. El desafío es arriesgar siempre en el marco de la elegancia.

2.¿Por qué elegiste a Sergio Arias como la persona que se preocupaba de tu look y no a otros diseñadores nacionales?

Porque es un diseñador que se arriesga, innova, crea y se retroalimenta de lo que ve en Italia, principalmente. Los colores, las telas y todo lo que mostramos en el Festival es prueba de ello.

3 .¿Qué importancia le das tú a la gala del Festival de Viña y que todos estemos pendientes de cómo van vestidos?

La Gala del Festival marca el inicio de todas las actividades festivaleras. Además, como está planteada desde que Chilevisión se asoció con la Municipalidad, es una fiesta de la moda.

4.¿Cómo evaluas tú el look que mostraste en la Quinta Vergara y en la Gala?

Me pareció que Sergio (Arias) logró combinar elegancia con innovación. Esto en cuanto a diseño y telas. Por lo mismo mi evaluación es muy positiva.

5. ¿Crees importante trabajar con un staff que se preocupe de tu look y cuántas personas componen el tuyo?

En el tema look, Sergio Arias a través de su marca, Ziano Montello, es el encargado todo lo que luzco. Él se encarga de elegir, según mi agenda, qué luzco.

6. ¿Cómo es la comparación del mercado mexicano con el chileno en cuanto a la exigencia por mantener una buena imagen?

Ambos mercados son muy exigentes en cuanto a la imagen. Por lo mismo es necesario entregar la tarea a profesionales del área. Yo creo mucho en los equipos de trabajo y en las especializaciones. Sergio, ciertamente, con sus múltiples viajes a Europa ha logrado traducir el lenguaje de las últimas tendencias y eso se nota.

Y si… el Rafa tiene razón, Sergio Arias este año apostó a la innovación como elemento central en el vestuario del animador del festival, pero ¿Es la innovación un concepto único que guíe una semana de vestimenta?

Por más que uno pele al festival, es probablemente una de las pocas plataformas internacionales que tenemos, sobre todo cuando se trata de mostrar diseños de vestuario. Y tal vez ese fue el principal problema con el vestuario del Rafa. Sergio Arias, su diseñador, trató de innovar, de llegar “más allá”, de mostrar todo lo que sabía hacer y todo lo que se podía transgredir en un festival, pero se le fueron detalles importantísimos de las manos y como toda innovación, puede contener errores.

La primera y la útima noche fueron mis preferidas, y si se fijan, son materiales muy similares entre sí (no estoy seguro que sea el mismo). Fue eso lo que faltó en el vestuario del Rafa, un hilo conductor que guiara la innovación en un solo rumbo, que en el fondo se contara una historia en el total de las noches donde se variara el color de la misma tela o se variaran en telas un mismo color: demasiada innovación sólo creó confusión y desorden y de pronto después de ver una chaqueta en color uva (al menos así se veía en mi televisor) pasamos de pronto a un traje blanco con líneas que nada tenía que ver con el resto de las jornadas.

De hecho, creo que ese traje blanco en plena noche fue un error fatal,  hace tiempo no veía al Rafa tan mal vestido con unos zapatos que eran demasiado pesados y cuadrados y que en vez de ayudar a verse más alto, lo hacían verse cuadrado y aún más pequeño. Con respecto al tan comentado traje con brillos, lo encontré excesivamente jugado, no me molestó pero no sé si si el Festival de Viña era el espacio para mostrarlo y si Rafael Araneda era el modelo para llevarlo. A ratos, siento que Sergio trató de mostrar todo lo que podía hacer, de todo lo que había por innovar, lo cual me encanta, pero lo llevó a tal nivel que olvidó la propia corporalidad del Rafa, olvidó al modelo con trajes que no venían con la identidad del animador, pero a ratos pareciera que también olvidó el evento a donde se mostrarían los diferentes look pues los trajes no parecían el de un animador de una gala musical sino más bien el de quien va a una fiesta siendo el invitado más que el anfitrión. Creo que todo fue muy diferente el año pasado, donde Sergio Arias como diseñador y Rafael como modelo eligieron este traje que debió haber sido una referencia en su presentación de este año.

 

El rafa se veía mucho más cómodo y a la altura del evento con este look que con los que presentó noche a noche este año y, por sobre todo, favorecía más al animador en que enmarcaba su forma espontánea de animar en un traje más serio que le daba formalidad al conjunto. Pero este no es sólo un problema del animador, no señor, este problema lo vivió también la Eva Gómez, porque cada noche y cada diseñador parece haber olvidado que vestían a la animadora del festival y parecía una lucha constante entre ellos y contra sí mismos de aprovechar la oportunidad para mostrar el vestido más rimbombante, el con más trabajo, el más pomposo y, en el fondo, el que más notoriedad les diera a ellos como diseñadores… pero olvidaron a la modelo y, peor aún, muchos de los trabajos tenían materiales poco sentadores en el cuerpo de la Eva y una manufactura que dejaba harto que desear. No sé como vestidos y trajes de ambos animadores se veían en vivo y, la verdad, es que no me importa, porque en el fondo el Festival de Viña del Mar se ha convertido en un programa de televisión más que en un festival y, por ende, es en la pantalla que la confección debe lucir.

A favor del Rafa y de Sergio Arias, debo decir que independiente de cualquier cosa que uno opine con los colores o formas de los trajes, la confección y telas eran impecables y aunque critiquen de que el primer día se veía demasiado juvenil, me pareció un traje jugado y digno de repetir o asemejar en el año que se viene. Lo que sí es que deberían repensar la idea del smoking y la humita, al menos para la noche inaugural. Cualquier innovación en la moda masculina siempre es bienvenida, pero hay que tener ojo porque una cosa es innovar y la otra, tratar de impresionar y entre una cosa y otra hay un tremendo abismo de diferencia que parte principalmente por acostumbrarnos de a poco a nuevas formas de vestir, pero también, a mantener la mesura en un evento que le muestra al mundo (o al menos a una parte del mundo) la forma en que se crea el vestuario en nuestro país… Esperemos a ver que nos traen el próximo año y ver también si hubo cambios o no en la forma de crear y pensar el look del animador del Festival Viña del Mar.

 

LOS HOMBRES Y EL MAQUILLAJE

Caminaba tranquilamente por la vida, mirando el cielo, derritiéndome en medio del calor santiaguino, repartiendo la fruta que había traido del sur cuando de repente la @hollymaugard me envía un link que cambiaría el resto de mi existencia (o al menos el resto de aquel día): Una foto de Seal, el cantante que acá es más conocido por ser el señor marido de la Heidi Klum, con las uñas pintadas de amarillo…. CHAN… CHAN… CHAN CHAN CHAN CHAN !!!

Y después me acordé del marido de la Jessica Alba, Zac Efron, de Beckham, de Johnny Depp, el príncipe Harry, hasta de Cristiano Ronaldo y su idea de pintarse las uñas de los pies. Poco a poco la manicure y la pedicure iban siendo parte de nuestro cielo pop pero la tendencia se veía lejana, a nivel de divos extranjeros. También así me enteré que existía una línea de esmalte para uñas en el extranjero llamada Evolution Man, que estaba especialmente para hombres y cuyos colores pasaban hasta por el plateado.

Y claro usted dirá que esto es una tendencia lejana y que nunca llegará por estos lados, pero debe hacerse la idea que los góticos ya hace rato que sus uñas las llevan negras y que, por sobre todo, lo mismo dijeron de los aros masculinos: Eso es sólo para mujeres. La tendencia en el cuidado corporal masculino y en su propia estética ha ido en un claro aumento, con la creación, por ejemplo de líneas completas para hombres como lo son Vichy o Biotherm, que van desde el clásico after shave hasta el antienvejecimiento y la hidratación facial. Otras marcas, como Dior por ejemplo, también han propuesto cremas reafirmantes de rostro y otras de efectos anti ojeras como el Gel Limpiador Purificante o La crema de afeitar pero ninguna ha traido hasta nuestro país líneas de maquillaje exclusivas para hombres… o la verdad es que sí, pero las ventas no fueron lo que esperaban (y fueron lo que cualquiera podía creer, bastante cercanas a 0, no sé si yo me hubiese atrevido siquiera a querer probar el producto… a ese nivel de instaurado el machismo).

La idea al menos en su propuesta no era mala, según algunos estudios de Lòreal en población ABC1, un 80% de la población consultada usaba crema hidratante, un 69% crema para manos, un 22% crema antiarrugas y un 40% de la población encuestada pensaba que usar cosmética masculina es algo normal. Pero de ahí a maquillarse hay un paso tremendo creo yo o… ¿usted se pintaría los labios?. Y esta pregunta no está demás porque si usted se acuerda, cuando entrevistamos al Che de los Gays, hicimos mucho hincapié en que dentro de su perfomance que él mismo denominaba a su personaje como una “loca”, el acto de pintarse los labios era un acto subersivo de los roles de género tradicionales y era un acto que políticamente contrariaba las normas sociales establecidas.

Si usted piensa que no existe este tipo de maquillajes y que yo estoy mirando el mundo desde otro lugar, pues está muy equivocado. En el extranjero ya existe este tipo de elementos y preocupaciones desde hace tiempo. Jean Paul Gaultier de hecho sacó el 2010 una línea de maquillaje masculino que iba desde el un gel de cuidado de las cejas hasta un bálsamo labial en barra como nos muestran nuestros amigos de Stilo Hombre y que pueden ver en profundidad en este video

Es heavy imaginarme frente a un espejo con un labial … ¿me maquillaría? fue la primera pregunta después de ir haciendo este recorrido. En medio de una encuesta popular le hice la pregunta a varios hombres y todos coincidiamos en lo mismo, en que usariamos un poco de corrector de ojeras (que yo ya uso desde que tengo el blog le diré) y los cuidados faciales generales, pero no sé si usaría ni correctores de enrojecimientos, ni máscara de pestañas, ni rouge ni ninguna de esas cosas.

Me imaginé un futuro lleno de hombres pintados como payaso en sus primeros intentos de acercarse al maquillaje femenino, en un arte que no dominan y que están muy lejos de los talentos nocturnos de travestis y trasnformistas. Y es justamente esta población, unida a lxs transexuales la que probablemente necesite más los maquillajes que hoy hablamos, principalmente porque deberán ocultar o hacer notar lo que la naturaleza les dio de sobra o decidió injustamente no darles.

En busca de más respuestas fui donde la Gloria Baile, directora de Meicap  a ver si en medio de tanta duda nos daba alguna respuesta que guiara nuestros pasos en estos extraños laberintos femeninos.

1. ¿Existe en Chile una línea de maquillaje o algun producto especial para hombres?
No existe en Chile ninguna línea específica de maquillaje para hombres o por lo menos que yo conozca, sin embargo el mercado si ha traído muchos productos cosméticos para hombres.Hay tiendas que traen algunos productos cosméticos para hombres de fuera como por ejemplo VZ (Argentina) Lush (Inglaterra) y L`Occitane (Francia).Que creeme que realmente vale la pena probarlos.
2. ¿Crees necesario que exista una línea en torno a los hombres?
Si creo que es muy necesario en Chile que se abra un espacio en cuanto al tema de productos de maquillajes para hombre. La piel del hombre es muy distinta a la de la mujer por lo tanto, sería buenísimo que llegara alguna marca internacional a nuestro país.Aunque los hombres en nuestro país no sé si atreverán a usarlos.
3. ¿Te ha tocado maquillar hombres más allá de fotografías o television? ¿Cual son sus principales preocupaciones?
La verdad que sólo he maquillado a hombres para televisión y fotografías. He conocido muy pocos hombres que se maquillan con bases o con cremas con color. Pero sí conozco muchos hombres que se preocupan de su piel y usan cremas hidratantes y crema para contorno de ojos.Yo creo que actualmente los hombres cada vez más se preocupan de mantener su piel de forma saludable, no conozco muchos que les guste usar maquillaje a diario.
4.¿Existe alguna técnica especial que diferencia el maquillaje de hombres y de mujeres?
Para maquillar a un hombre necesito emparejar su piel con base, peinar sus cejas,aplicar máscara de pestañas transparente y aplicar polvos traslúcidos para el brillo, en algunos casos aplicar un poco de polvo bronceante y para terminar acondicionador labial. El maquillaje en mujeres, necesita mucho más trabajo, por ejemplo resaltar ojos o labios con los colores correspondientes para cada ocasión, es mucho más lúdico que el maquillaje de hombre.
5. Entre lo que he investigado la principal preocupacion de los hombres son las ojeras, las espinillas y el sector de la entreceja… ¿hay alguna técnica o tips para esas zonas?
Para las ojeras usar un corrector del color más parecido a la ojera, para espinillas tapar de forma muy sutil con corrector. La clave es usar un corrector que además de corregir ayude a emparejar el tono de la piel, en esas zonas.
6. ¿Manicure y pedicure en hombres debería ser una tendencia o crees que es demasiada vanidad?
No creo que sea vanidad, a veces es muy necesario y estético ver pies o manos de un hombre en perfectas condiciones.
Las uñas se deben ver limpias y cortas sin cueritos en los dedos, y las uñas de las manos lo mismo, lo único que pondría en las uñas de las manos sería brillo para protegerlas.
en fin, de regreso a casa y con muchas de las dudas ya resueltas vuelvo a tener un llamado y un contacto directo con nuestro señor Dior.
- Aló, Dior
- Si, con él. Te llamo porque tengo que confesarte algo
- Pero cómo, no era que uno se confesaba contigo
- no seas menso, soy la marca Dior, la del concurso de nuevos maquilladores
- Ah chuta, sorry … cuéntame
- El jueves, para el día de la mujer, te envio regalos para tus lectores y lectoras
CHAN!!!

LA GALA DE VIÑA DEL MAR

Primero que todo decirle que si le da paja leer tanta cosa, el miércoles 22 de Febrero (mañana) aparecerá un resumen de este artículo en mi columna de EL DINAMO, no habrá resentimiento si llega hasta aquí y lee mañana los 3860 caracteres que se publicarán en ese medio, pero en ese espacio no alcanzo a desmenuzar todas las aristas de esta gala.

Probablemente usted está esperando de mí la lista de los peor y mejor vestidos. Si, algo de eso hay, pero están tan sabrosas las aristas de la gala de Viña que ¿por qué no desgranamos el choclo también por otros lados? Comencemos

1. MEJOR VESTIDOS

Mire, al contrario de lo que sucedió en años anteriores varios hombres fueron vestidos acorde a la situación (o al menos lo intentaron), de hecho vimos a un Tiago Correa que lució perfecto frente a las cámaras aunque con el pelo un poco desordenado, pero que fue uno de mis favoritos. Entre los diseñadores, Sergio Arias, el diseñador chileno que tiene la franquicia de Ziano Montello en Chile, se hizo la navidad y el año en medio de esa noche y probablemente tenga que pagar el medio IVA este mes por tanta venta, porque estuvo vistiendo a más de la mitad de los asistentes a la gala de manera sobria y juvenil, pero conservando el estilo de cada uno… Bien por Arias.

El resto de los asistentes vistió de Paco Rabanne, como Jordi, el animador que desanimó toda la noche con sus comentarios entrecortados y carentes de humor. Roberto Vander fue, según leí en Glamorama, con un Hugo Boss que déjenme decirle que se veía harto mejor que varios lolitos pero que por su edad y bajo perfil probablemente a ningún medio le interesó destacar. Tuvo que haber ordenado su humita un poco antes de caminar por la alfombra roja pero Roberto, no importa,  yo y mi abuela somos tus fans y tú mereces estar entre los mejores vestidos.

2. PEORES VESTIDOS.

Todos hablan de Ricardo Oyarzún como el peor vestido, y sí, hizo un esfuerzo entrañable por dejarnos un trauma cerebral con su traje indescriptible. Sin embargo hubo algunos detalles que uno no deja pasar para una gala. Por ejemplo “Marrasquino”, el +1 de la Marlen y su corbatín chueco y su pañuelo rojo, que personalmente no me gustan en una gala (azul o blancos), cometió el error de no abrochar su traje de 2 botones aunque fuese sólo para la foto.

En otros puntos del mal vestir estaban el Nico Massú y su eterno pelo largo que nunca peina y que siempre tiene frizz y Karol Dance con esa corbata que era probablemente plástica y que no se esperaba menos de un personaje que estuvo (y va derecho a estar de nuevo) entre los peores vestidos del año (aunque hay que reconocer que del año pasado a este año Karol tuvo un saltó gigante entre su traje blanco Chino Rios style al traje oscuro que llevó esta vez).

Eso entre la gente que usted vio, pero hubo un lote de personajes que pasaron antes que empezaran a filmar el desfile que vimos por Chilevisión y que claramente fueron por lejos los peores vestidos, todos dispuestos y dignos de un matrimonio o el bautizo del chicoco más chico o bien engalanados para una fiesta tropicalísima o para la cumbre del sound, engalanados en cuellos que emulan a Zamorano en sus peores momentos y que por una extraña razón se ha impuesto como un look de gala entre convirtiéndose en un símil masculino de la “Shalabota”. El representante de España, bien vestido y todo,  apareció más tostado que café del starbuck`s por lo que tuve que incluirlo en la lista de los peores vestidos de la gala.

Peeeeeeeeero por lejos el peor vestido de la vida y de los mundos de las alfombras rojas es el chico de Calle 7 de TVN Felipe Camus, acompañando a su novia que es candidata a ser reina del festival y que no escatimó en show para acaparar prensa… Aunque dígame que no se le pasó la mano.

¿Qué le parece este modelito de alfombra roja? Digno de Cannes ¿cierto? Para que entonces gastarse en pelar a Ricardo Oyarzún si tenemos esta memorable foto que ya había partido mal con los pantalones, la camisa y las zapatillas pero que terminó peor con la alfombra de pelos al descubierto en medio de un lugar que se quiere vender como un espacio de glamour chileno.

  1. RAFAEL ARANEDA: COMO VESTIA EL ANIMADOR

El animador del evento es un eje principal de la gala. Todos los ojos están puestos sobre él, en realidad sobre la animadora, pero al menos los mios sobre como viste quien dirige la orquesta de las vanidades.

Yo tenía mi celular en la mano expectante a lo que mostraría el Rafa con el traje de Sergio Arias, quien los viste desde los tiempos de “El Baile” en TVN. Tenía un par de ideas de lo que iba a mostrar porque uno igual tienes sus informantes. De pronto aparece de la mano de una deslucida Eva Gómez que parecía llevar un cierre en su Rubén Campos, y quedé un poco preocupado. En los días previos había leído y escuchado que el Rafa había bajado unos cuantos kilos en sus vacaciones los que se notaron principalmente en la chaqueta que ante cualquier movimiento rápido demostraba su amplitud. El aumento o baja de peso de un participante de la gala no es un dato menor si pensamos que fue una de las grandes limitantes para destacar aún más del vestido de Paulo Méndez que lució la Pancha Merino.

El Rafa debió haberse preocupado de ese detalle principal al momento de vestir trajes a la medida, es decir, mantener el mismo cuerpo que se tiene que al momento de probárselo. De los cortes y del color de la chaqueta y el pantalón no puedo decir nada más que una buena crítica, principalmente porque Sergio ha sacado de las tinieblas oscuras de la moda a un hombre que recordemos fue conocido con la típica polerita de cuello piqué color amarillo pato en medio del “Revolviéndola” y con unos rulitos en su su pelo que la Pequeña Lulú aún reclama su autoría. Debo decir eso sí que en televisión la chaqueta no lució tanto como en las fotografías y, con este detalle, pongo sobre la mesa el debate de si quienes visten para la gala deben hacerlo para la vida real o para la televisión, porque el detalle de raso que Jordi llevaba en su pantalón en televisión se veía horrendo pero en fotos destacaba mucho más y lo hacía ver más jugado y divertido.

4. LA IMPORTANCIA DE UNA GALA

Tal vez usted esté pensando que ya está chato de tanto bombo a un evento caracterizado por lo pobre de su “cámara en 360º” o por mostrar unos tajos en los vestidos más grande que cesárea de emergencia y que, al igual que el estampado floral para TODAS las primaveras veranos, es sólo tendencia en nuestro país. Sin embargo es justamente de eso de lo que se trata una gala. Aunque usted no lo crea existen en el mundo verdaderos cazadores de alfombras roja porque finalmente estos eventos fashionísticos producen el morbo del pelambre pero también el ejercicio de la gloria del “buen gusto!” por parte de quienes logran acertar.

Desde un tiempo a esta parte las críticas a las galas y el poderío popular de twitter son los verdaderos referentes de la moda. No por nada Roberta Armani,  una de las herederas de esa  PYME familiar llamada Armani, ha dicho que “Twitter es mejor que una campaña publicitaria”, no sólo por el nivel de difusión sino  porque los costos de publicitar un vestido en la gala son muchos menores que los de la prensa tradicional pero con resultados más inmediatos y con mayor precisión en el cálculo de la efectividad. Nada más cercano a la realidad lo que dice esta niña ¿o usted conocía a Claudio Mansilla antes de la gala? Visto de esa manera, la gala resuena a trampolín de talentos emergentes y a juicio de marcas irrelevantes, probablemente tendríamos que investigar y medir en qué medida subirán las ventas de Mansilla y Paulo Mendez después de la gala o si se verán reducidos los ingresos de Millaray Palma luego de ese vestido de Kenita que emulaba a la publicidad de Dior como bien mostró viste la calle.

Desde estos argumentos se tomarán todos esos nacionalistas del diseño que piden a gritos que se ocupen sólo diseñadores chilenos para la gala… Pero ¿para qué? No sé si quiera ver como envuelven de nuevo en papel aluminio a la pobre Marlen Olivarí con la firma deBrancoli o como Ricardo Oyarzún tapiza de rosa y de cartón a cuanto hombre camine en pro de ser considerado “avant garde”. El diseño chileno debe ser expuesto en galas como ésta pero también debe preocuparse de esto instituciones gubernamentales para potenciarlo… “¡AY! YA SACÓ EL COMUNACHO AL SUBSIDIO Y AL ESTADO” dirán en su casa, pero si usted piensa que existe una real intención por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de potenciar el diseño de vestuario como una exportación no tradicional, instituciones como PROCHILE deberían hacerse parte del evento para aumentar los recursos y el profesionalismo de esta vitrina internacional, antes que la cosa de la gala empiece a despegar y veamos plagados de McQueen y Armani los tapices nacionales, lo que se ve como algo seguro si se sigue confiando en un diseñadores con nombre famoso, como Brancoli, más que un trabajo bien hecho como Mansilla con la Carola Mestrovic en sólo 2 semanas. No es un subsidio del Estado el que yo propongo, es una inversión en publicidad de exportaciones no tradicionales lo que debemos potenciar, porque finalmente las galas de Viña deben internacionalizarse para que la propia difusión del evento, de la ciudad y del país abunde en publicidad gratuita por todo el mundo.

Si usted es de aquellos que dirá que soy un soñador, porque estamos en Chile y aquí nunca tendremos la estampa de Estados Unidos, de Cannes o de los Goya, entonces la próxima vez que vea en una gala a una Faloon o a un Ricardo Oyarzún, no pele y recuerde que su propio límite creativo se proyecta en la intencionalidad de hacer de ésta una quiltra gala más. La gala de Viña, es la posibilidad más cercana de acercarnos a la vitrina internacional de la moda, acuérdese siempre de eso.

5. TODOS QUEREMOS SER JOAN RIVERS.

Joan Rivers es la célebre gringa que hace reir por medio de sus comentarios irónicos y sarcásticos cada vez que existe una alfombra roja. No hay nadie que se libre de su tremenda boca, ni tampoco de su tremendo sentido del humor. Tal es su influencia en el mundo de las alfombras rojas que muchos queremos siquiera parecernos a ella, tratando de dar en el clavo con el comentario más irónico o con la broma más trollera jamás creada. Sin embargo en ese ejercicio hemos caído (me sumo en esta caída) en la desclasificación de la persona y en el intento de destruir como se pueda a quien camina dignamente (o al menos lo intenta) por nuestra roja pasarela nacional.

Jordi Castell y Luciano Brancoli fueron los reyes de lo que no se debe comentar en una gala. Cada uno sacó su peor artillería de malos chiste y de críticas destructivas con epítetos como “refrigerador” o “ambulancias”, recomendaciones ofensivas como la liposucción que Brancoli  le recomendó a la Tia Sonia o la forma en que ambos críticos mezclaron situaciones personales como la que Jordi le dijo al Tiago Correa (que la última vez que miró para el lado le hizo harto daño a su señora) o la salida de madres de Brancoli recordándole lo rota que era Daniela Aránguiz por probarse un vestido de él que finalmente no compró (probablemente porque también tenía tremendo tajo en la pierna).

Sinceramente, todos caemos en medio de la vorágine de lo instantáneo en algún error similar, como cuando yo mismo en twitter le dije a la tía Sonia un par de cosas que hoy al leerlas, creo que fueron innecesarias y ante lo cual pido las disculpas que correspondan, pero me parece insólito que Jordi Castell, el mismo que reclama que Kramer lo basurea, sea el que hoy defienda el haber tratado de refrigerador a la Faloon y diga que sólo se arrepiente de no haberle dicho“trasatlántico”. Y fíjese que la Joan Rivers dice cosas mil veces peores, es verdad, pero hay una leve diferencia con respecto a nuestros imitadores nacionales: Cuando alguien le refuta algo o se ríe de ella, lo asume con la dignidad del cargo y también se rie de sí misma, lo cual es la principal diferencia entre esta mujer y su comparación con Jordi y Brancoli, quienes a la menor indiferencia se sienten heridos en su ego y pasados a llevar. Si la farándula es sin llorar, entonces pongan a la Fran García Huidobro en las críticas de la gala que al menos, cuando la han pateado en el suele, se limpia un poquito el polvo, se maquilla los moretones y sigue digna por la vida sin después amenazar a los que critican y se burlan de ella con querellas o fotos íntimas que podrían destruir una vida familiar. Nuestros Joan Rivers carecen de argumentos pero les sobra el ego y la altanería. Pedir disculpas, nunca te hará quedar mal pero sobre todo si eres capaz de ofender a alguien sin pedir disculpas debe haber al menos un poco de autocrítica para aceptar que te ofendan a ti sin amenazar con represalias.

6. EL PANTALLAZO MEDIATICO DE LA GALA NACIONAL

En Aysén está la santa cagá, un presidente ausente que manda ministros en su nombre pero que no manda al principal, al de Hacienda, mientras él se refugia buscando la popularidad en muestras de cariño popular por reconstrucciones o simplemente en la ausencia. En Aysén reclaman una igualdad demográfica que esta vez sí es culpa de los gobiernos anteriores, pero que este gobierno tampoco había tratado como prioritario. En Aysén la cosa está literalmente que arde, hasta enviaron refuerzos policiales para que cuidaran y resguardaran el área. Todo esto, mientras la Carola Parsons se menea como diosa griega en un Dolce y Gabbana azul y un plumero que sólo en sus orejas cobra ribetes de aros. Ahí, en medio de la gente y la galería un letrero se cuela comparando elprecio de un vestido con probablemente 2 o 3 años de universidad y denunciando la miseria de unos en pro del lujo de otros.

Chilevisión no mostró nada de esto, nada, ni un cartel ni nada. Pero lo lamentable es que quienes sí tuvieron pantalla no dedicaron ni un segundo a decir en aquel micrófono o en medio de una polera, camisa o cartel “FUERZA AYSEN”. Las reinas se preocuparon de verse bonitas aunque a más de alguna se le vieron los calzones o chilevisión en pro de la defensa de su candidata, ni las mostró para no inflar candidaturas extranjeras al canal. Pero ninguna de ellas ha mostrado más que loh peshos en su candidatura y ha tomado uno de esos carteles como propio en una especie de rebeldía de belleza. Ayer todos marchaban con la bandera homosexual en pro de la familia cuando Simonetti salía en cuanto programa existiera, artistas y animadores, rostros faranduleros se llegaban a vestir de estudiante o nana en pro de generar esa cercanía con el público y acercarse lo más posible al poder popular… En la gala nada más se vio el intento fortuito por verse bien y alejarse de aquello que pudiese sonar a política o protesta tan lejana al glamour internacional.

En pro de que el espectáculo debe seguir, noticieros, diarios y twitteros comenzamos a debatir si la Fran se veía chica en su diseño de Nicanor Bravo (que a mí me gustó mucho) o si a la jueza se le vieron o no los calzones. Pero tantos noticieros como nosotros mismos nos olvidamos a ratos de todas las causas sociales y las luchas políticas que en el pasado fueron hasta TT mundial. Aquí estamos comentando una gala que nos nubla la vista de nuestra propia realidad.

Con todo esto no digo que las galas y desfiles como el de ayer son meros actos que debiesen desaparecer, nada más lejos de la realidad si soy yo mismo el que piensa en la mejora de este evento, sin embargo me parece que una gala como esta no puede estar desligada del acontecer nacional y debe existir aquel personaje políticamente incorrecto que recuerde que esto es sólo una burbuja temporal y que hay gente que ve este desfile desde su asiento en medio de una casa de emergencia que ya cumple 2 años ¿o tanto miedo tiene la televisión de esa realidad?

La alfombra roja se transforma poco a poco en una especie de limpieza social y una higienización del acontecer nacional donde todo el mundo nace como crítico de moda pero que muchos no logran vincular con lo quedebe seguir siendo importante siempre.

La alfombra roja nos hace olvidar que Jordi es rostro del SERNAM y que probablemente la Carolina Schmidt no se sienta muy feliz con los comentarios de esa noche, nos hace olvidar todo, absolutamente todo lo que pueda ser relevante porque la función política de la gala, como la farándula y todo aquello que resulte banal, es justamente hacernos olvidar todo lo que nos molesta e incomoda, todo lo que se cuestiona, olvidar todo lo que en realidad nos pueda llegar a importar.


MODA Y POLITICA PRESIDENCIAL (o dictatorial)

Hace muchos años atrás, en 1960 para ser exactos, JF Kennedy era candidato presidencial en Estados Unidos, lo que sólo sería un dato más en la historia de ese país si no fuese porque su campaña creó un antes y un después en todas las campañas políticas del mundo. En un debate entre Nixon y Kennedy, Nixon venía saliendo del hospital por un accidente en su rodilla, se veía aún cansado después de una larga gira nacional y andaba casi amarillo producto de los antibióticos, pero igual el viejo porfiao fue y se presentó al debate, pero que no era cualquier debate, sino el primero televisado. Nixon, nervioso y aún convaleciente lanzó mil ideas que todo el mundo que escuchó en la radio aplaudió, pero quienes vieron la tele simplemente ignoraron, porque su look de vetusto cercano a la jubilación no permitía creerle que tendría la fuerza suficiente para llevar a cabo esas ideas. Sin embargo Keneddy, aparecía lozano, fresco, maquillado y con ropa que estaba estratégicamente pensada para el blanco y negro de la televisión sesentera. La historia hacía paso al marketing político y a las asesorías de imágenes tan comunes en estos días.

Por estos días el tema vuelve a dar vueltas en mi cabezita loca porque en una entrevista a Revista Caras, Jorge Alessandri, el actual subdirector de Programación de Piñera, ante la pregunta por la ropa del presidente y los metros de tela que de ella sobran dice tajante “Para mí no es tema su ropa”. Que lamentable es ver desvalorizada la imagen pública que uno ve cuando es tan relevante como el mensaje que uno escucha. Tal vez sería bueno dar una repasadita a la historia, bien rapidita y ver que tanto importa o no el look en un político.

No podría partir por otro que por Pinochet. El dictador chileno se puso la capa de Dark Vaider cuando quiso demostrar que era él quien dirigía la Junta, que era él el único con el poder absoluto, casi un Carlos V o un Luis XIV pero en versión sudaca, más sanguinario y más autodidacta, y también harto más neoliberal. Como alguna vez dijo @juanarivers, una pionera en el análisis de la moda y la política, él también se mandaba a hacer sombreros más altos que el resto de sus camaradas para imponer su estilo autoritario y mostrar simbólicamente quien mandaba. Los pelambres, hablan también que Lucía, su señora, mandaba en las invitaciones a eventos y cenas el color de su vestido para que nadie osara a ocupar el mismo color o a opacarla, se habla de su preocupación extrema por verse mejor aunque ya todos sabemos que sus ganas fueron muchas peros sus logros estilísticos bien pocos.

Por su parte Sebastián Piñera… bueno Piñera aunque usted no lo crea también tiene asesoría o ¿usted cree que se operó los ojos porque tenía ganas de ser el gemelo de la Cecilia Morel?. No pues, los ojos cansados no daban el look de 24/7 que él tanto promueve y que uno tanto extraña. Sin embargo, nadie le ha dado la importancia que la ropa merece. En la misma revista Caras pero el año 2010, entrevistaban a Arturo Olave Sastre reconocido en el mundo de la política y que ha vestido a Piñera en más de una ocasión, como también a Lula Da Silva. En aquella entrevista revelaba que el presidente pedía trajes 4 TALLAS MAS GRANDES!!! Buscando la comodidad… Si la ropa es un símbolo, el hecho de que el traje le quede grande será mi metáfora más trillada en este blog. En la misma entrevista el sastre reconocía que a ni sus familiares les gustaba su look. Tal vez a eso se refería Cecilia Morel, cuando reconocía en la revista Mujer del 6 de Marzo del 2011 que Piñera se demora sólo 5 minutos en arreglarse y vaya que aquello se nota, tal vez sea la misma improvisación que tiene en su look la que tiene al momento de cuadrar filas o crear proyectos. El simbolismo de un trapo es a veces inconsciente y por ello los psicoanalistas de la moda debiesen explicarle al presidente que la comodidad es una cosa que no puede estar desligada de la imagen que un político proyecta.

Sin embargo, la despreocupación de Piñera por su apariencia, no coincide con otros mandatarios. Bachelet, por ejemplo,le borraron el estilo hippie/comunacho de un principio y cultivó un estilo “Mamístico” convirtiéndose en la mami de Chile, con cortes redondos, con nada que tuviese puntas o aristas extrañas, colores brillantes que la destacaran en su chiquitolina y con 2 o 3 trajecitos de noche que eran muy similares a los de mi mamá (que no es ninguna gurú del estilo), mujer cercano y protipica de la clase media en su look. Sinceramente, yo creo que esa era la idea de la asesoría en aquel tiempo, hacer y crear una visión de mujer sencilla y generosa, cercana, un look final amoroso y querible que completaban esos kilitos demás y sus mejillas eternamente rosadas, cada vez más icónicamente madre, porque a una mamá se le quiere, no se le piensa, no se le cuestiona y uno no se preguntará por qué hizo empezar el transantiago, por qué no reaccionó a tiempo con el maremoto, porque dio los primeros pasos de Hidroaysén, por qué no hizo cambios profundos en la democracia si no sólo maquillajes progresistas, pero aún así sigue liderando en las encuestas, por un aspecto meramente emocional. Sin embargo hoy existe un cambio notable en su estilo y como presidenta de ONU Mujer debe demostrar más carácter y fuerza y, tal como muy bien dijo Juana Rivers en su entrevista, hoy tiene un look a lo Merkel con más lejanía de la gente y más cercanía al poder.

Lagos, por su parte, se preocupó mucho de su imagen y su impronta, de hecho a veces parecía más preocupado de como lo vería la historia que de los temas de fondo. Atilio Andreoli, lo vistió y de hecho lo sigue vistiendo: Cuando asumió el mando, Atilio le hizo el traje, cuando se fue, Atilio le diseñó el vestuario, cuando salía a terreno y le rompían los bolsillos, Atilio, cuando inauguraba el tren al sur que nunca más pudimos ocupar, Atilio, en las entrevistas Atilio, Atilio, Atilio, Atilio… Este hombre fue quien estuvo preocupado de su look de principio a fin y, de hecho, es quien viste a muchos de los íconos de la izquierda y los nuevos progresistas, Marco Enrique-Ominami para su campaña llevaba Andreoli en su cuerpo, este diseñador hizo el traje con el que Bachelet asumió el mando y viste, de vez en cuando, a Lagos Weber y a varios de otros políticos… Si existe un hombre vinculado al red carpet político ese es y será Atilio y en un rincón poco conocido de la moda política, Leontina Álvarez de la Parra debe ser nombrada, al ser la misma mujer que le hizo las camisas a Allende y Lagos, según una entrevista en La Nación.


En términos internacionales tenemos miles de casos que nos muestra que el vestir puede jugar a favor de sus interés o en contra de ellos. Así por ejemplo, Letizia, la explebeya, y su esposo Felipe hizo que la alfombra roja político nacional, hecha probablemente de cubrepiso de Sodimac, se desplegara en su máximo apogeo y que noticieros cubrieran en su máximo esplendor la ropita de la princesa y de lo raquítica que se veía en su traje de noche, que nos dijera que el pueblo español adoraba que usara trajes Zara en pro de la economía del país (lo cual es una absoluta falsedad) y así con un sinfín de detalles, los noticiarios debieron llamar a todos los expertos en moda que conocían y llenaron la pantalla de alfileres, telas y  pelambre mientras  no se dijo nada del lobby económico que estaban haciendo estos españoles en pro de garantizar las inversiones españolas en su colonia, perdón, en Chile. La moda cubría los fines e intereses de una visita político-económica.

Los beneficios del buen look político también se los lleva Obama y Sarkozy. Obama vistiendo de Ermenegildo Zegna o con trajes de USD$800 de Hart Schaffner Marx, como el que lució para asumir el mandato de Estados Juntos, preocupado de elegir una corbata morada para diferenciarse de todos los anteriores mandatarios, mostrando riesgo, siempre bien vestido incluso cuando recibe el Nobel de la Paz sin siquiera tener ganas de cerrar Guantánamo. Obama y su señora esposa han hecho esto de la moda su mayor talento para subir en puntos de aprobación en medio de un Estados Unidos cada vez más decadente y desvalorizado internacionalmente. Sarkozy, por su parte, es un adicto a Prada y ha logrado hacer con su 1,65 metros un buen modelo a imitar. Su buen gusto le hizo regalar a Obama una agenda Chanel y un bolso Dior, lo que es un tremendo regalo en comparación a un trozo de piedra que le regalaron un día a la Reina Isabel… UN PEDAZO DE PIEDRA!!! Ni hablar de la Bruni, su señora, recluida en el secretismo del embarazo probablemente para no mostrar fotos que luego jueguen en su contra: Una de las moralejas de la campaña de Kennedy fue que las fotos de los candidatos contarían su historia en el futuro… Kennedy por eso será eternamente joven y tendrá una perfecta familia, sin Marilyn, sin nada que lo afecte.

Sin embargo hay personajes que con sus look han traído cuestionamientos a sus propios gobiernos. Lo de Evo Morales ha sido cuestionado en cuanto al nivel de protocolo que se debe cumplir en visitas internacionales. Evo, con su chalequito pasao a fritanga como dice Coco Legrand, logró imponer una imagen a nivel internacional, no sé si de buena manera la verdad, pero al menos nadie podría equivocarse en diferenciarlo en una foto de mandatarios. Más cuestionable es cuando Fidel Castro aparece dando entrevista enchapado en Adidas y su ropa comienza a cuestionar todo un sistema: Una transnacional, un ideal del sistema neoliberal viste a un ícono de la Revolución de la izquierda, en pleno bloqueo económico, tal vez mostrando las propias incoherencias internas del régimen (dictatorial) de Cuba. En la entrevista que tuvimos con el Che de los Gays él nos decía que era una forma de molestar a la marca, de hacer protesta simbólica pero desde mi punto de vista, la ironía no resulta y sólo se queda en el cuestionamiento a un mandatario y a su ya cuestionada postura en Cuba. Un último ejemplo y que no puede dejarse de lado por ser el extremo de la moda y la política, es el día que Imelda Marcos debe salir arrancando de Filipinas y en su fuga se le olvidan apenas 3000 PARES DE ZAPATOS!! Que probablemente fueron comprados con la plata de un desfalcado país, tal como desfalcaron en otras zonas bananeras a miles de “inocentes” que entregaron sus joyas en pro del beneficio de un país económicamente rendido.

Miles de otras aristas se mezclan en la moda y la política que tal vez retomemos en otros post, sólo sé que hoy, después de  todo lo que nombramos, Jorge Alessandri, el subdirector de Programación de Piñera, comience a darle una vuelta a sus dichos y se de cuenta que la ropa que viste un político y, más aún la que lleva un Presidente, es de extrema relevancia porque es el reflejo y el resumen simbólico de su propia gestión, el mensaje final de un gobierno, la imagen que quedará registrada para toda la historia.

LINKS RECOMENDADOS (apretar sobre el título):

  1. ENTREVISTA A JUANA RIVERS: LA MODA Y LA POLITICA EN PONTE LOS PANTALONES
  2. IMELDA MARCOS Y SUS 3000 PARES DE ZAPATOS EN VISTE LA CALLE
  3. ENTREVISTA AL CHE DE LOS GAYS EN PONTE LOS PANTALONES
  4. ENTREVISTA A JORGE ALESSANDRI EN REVISTA CARAS
  5. ENTREVISTA A ARTURO OLAVE EN REVISTA CARAS
  6. ENTREVISTA A ATILIO ANDREOLI EN LA NACION
  7. BLOG DE MODA Y POLITICA
  8. ESPECIAL ESTILO & PODER REVISTA CAPITAL